Páginas

martes, 15 de julio de 2014

CONCENTRACIÓN DE LA IRG EN SUDÁFRICA CONTRA LOS ATAQUES A GAZA


10 de julio

La Asamblea de la Internacional de Resistentes a la Guerra, reunida en el Ayuntamiento de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, condena enérgicamente el asalto aún en curso del ejército israelí contra los palestinos en Gaza y Cisjordania. La Internacional de Resistentes a la Guerra considera toda guerra un crimen contra la humanidad, y por eso reclaman el cese inmediato de las hostilidades, y en particular la agresión repetida por el Estado de Israel contra los palestinos.

Como opositores a la guerra, también nos oponemos a las causas de la guerra, y nos solidarizamos con los pueblos oprimidos de todo el mundo. Por lo tanto, pedimos el fin de la ocupación de Palestina y -especialmente reunidas en el edificio en el que Nelson Mandela pronunciara su primer discurso después de su liberación de la cárcel- hacemos un llamamiento para el final de todas las formas de apartheid en cualquier parte.

Los apologistas de Israel presentan sus bombardeos en Gaza, una vez más, como una forma de defensa propia, o como una mera respuesta a las hostilidades desde el otro lado. Pero consideramos que este es, más bien, un asalto bien planeado, precisamente cronometrado,  llevado a cabo a costa de los muertos, heridos y traumatizados civiles de ambas partes con fines políticos claros.

El acuerdo de tregua reciente entre el Fatah y Hamás planteó la posibilidad de un liderazgo palestino unido como un adversario de Israel en la resistencia y un socio potencial para la paz. Creemos que es esta posibilidad la que Israel está atacando con este asalto, y que aprovechó la oportunidad para hacerlo presentada por el asesinato, por desconocidos, de tres hombres jóvenes de las colonias en Cisjordania. Una campaña de medios de comunicación se puso en marcha en torno al asesinato, presentado por primera vez como un secuestro, y esta campaña proporcionó el pretexto necesario para un ataque concentrado contra los activistas de Hamás en Cisjordania y para romper los términos de un acuerdo de tregua relativamente duradera entre Israel y Hamas en Gaza. Después de violar el acuerdo de tregua, Israel intensificó lentamente los bombardeos en la Franja de Gaza, hasta que un asalto total pudiera llevarse a cabo, al parecer justificado por el lanzamiento de cohetes desde Gaza que Israel provocó a sabiendas.

Creemos firmemente que la manera más justa y eficaz de la resistencia, incluso a violencia grave, es la resistencia no violenta. Por lo tanto, hemos decidido apoyar a los palestinos y los israelíes, así como activistas internacionales, que comprometen la resistencia no violenta a la ocupación ilegal de Palestina. No apoyamos la violencia armada, quienquiera que la use, pero apoyamos el derecho de todos los pueblos oprimidos a luchar por su liberación.

Lloramos todos los muertos y el dolor por todas las víctimas de este conflicto en ambos lados. Hacemos un llamado al ejército israelí y al gobierno que lo controla a terminar inmediatamente este asalto a Palestina y la ocupación que es su causa raíz. 

Declaración de la IRG sobre el presente asalto israelí contra Gaza